lunes, 18 de septiembre de 2017

Maratón de escalada de Silio

Un año más si la meteo lo permite se celebrará la maraton a la cual no podéis fallar.

Lugar, el de siempre, la peña del moro de Silio (Valle de Iguña)
Fecha 23 septiembre
Inscripción gratuita

Animaros


domingo, 27 de agosto de 2017

Via La Neblina, Desfiladero de la Hermida.

Entrada por: Koke Fernández.

La repetición de esta vía se convierte en una auténtica actividad alpina a pesar de realizarse una cota baja dentro del valle. La aproximación tiene su miga y su encanto a la vez y hace de complemento a una vía que el tiempo colocara en el mapa de vías imprescindibles de la zona.

Fué abierta por Aurelio Vélez y Sergio Garrido en 2015 y todos los que la han repetido no paran de recomendarla, así que allá que fuimos. Tiene todos los ingredientes necesarios, vía larga, trazado elegante, grado "lebaniego", entorno salvaje, reuniones rapelables... y también un nombre muy acorde con el lugar donde se desarrolla. Esta se encuentra en la canal de Brina y cuando ves bajar la niebla por ella, entonces todas las piezas empiezan a encajar

La neblina
En su aproximación se pasa a la vera de otra de las vías más emblemáticas de la zona, y casi parada obligada, "El pilar de la Hermida" abierta por una cordada no menos emblemática. 

Con una meteó más que dudosa, con nubes bajas y lloviznas, Moretti y yo decidimos jugarnos todo a una carta y subir a probar esta vía, lo que sin duda fue un acierto total.

Croquis "La Neblina"

Aproximación:

Dejaremos el coche en la carretera de subida de La Hermida a Linares, en un buen apartadero, antes del desprendimiento. Tomaremos una pista a la izquierda y a los pocos metros nos subimos a un marcado sendero por la derecha. Es el mismo sendero que nos dejaría en el sector clónico de deportiva, y de hecho, pasaremos por su pie de vía.
Situación

A partir de aquí seguimos en dirección a la base del Pilar de la Hermida, siempre con tendencia ascendente. El paso por debajo del pilar está marcado con un trozo de cuerda como ayuda. No hay pérdida, se trata del sendero de pastores. 

Aproximación
Una vez pasado este punto, es conveniente ceñirse a la base de la pared a la derecha y ganar altura. Es bastante pendiente, pero evitaremos las molestas pedreras. Tras este empinado tramo, y siempre pegados a la pared encontraremos el paso a la siguiente canal a la izquierda por una vira marcada algún hito y por el paso de las ovejas y cabras. Desde aquí ya visualizaremos la pared, pero tendremos, igual que antes, que ganar metros por la parte derecha, hasta encontrar el paso a la canal de grandes bloques, que puede hacerse por varios puntos. En este zona de bloques comienza la vía y está marcado por un puente de roca laceado. 

Fuerte pendiente
En total, 1h20m de exigente subida, pero las vistas y el entorno donde nos deja nos hará olvidar el esfuerzo realizado. A pesar de ver la carretera y el pueblo de La Hermida abajo, se tiene una sensación de bastante soledad.

Moretti durante la aproximación

Tiempo para realizarla: De 4 a 6 horas de escalada + 1h 20 min de aproximacíon

Material: 
-Friends hasta el nº3
-Juego de fisureros, entran muy bien en algunos puntos.
-Cuerdas de 60 m.

Descripción de la vía por largos:

Largo 1 (IV+): Localizamos un puente de roca laceado que nos marca el camino, por terreno fácil. Encontraremos una chapa (todas las que hay en la vía son parabolt M10) que suponemos que reforzada con un puente de roca es la R1. Digo suponemos porque nosotros enlazamos el L1 y L2, y realmente no vimos muy bien el punto de la R1. Se puede proteger lo que queramos en fisuras y puentes.
Largo 1
Largo 2 (6b+): Terreno fácil de V con una chapa y un bloque laceado. Se pueden meter más cosas. Justo para entrar a la reunión encontramos el paso más duro de 6b+, bien protegido por un clavo. Más que duro es raro, pero seguramente no lo hicimos de la manera más fácil. Si se empalman estos dos largos ojo a lo que estire la cuerda, por que si el primero se cae en este paso habrá bastante desplegada (casi entera).

Largo 3 (6a): Salimos por la izquierda de la R, para subirnos en una especie de vira con tendencia a la derecha. Un clavo nos marca el camino. Mucho ojo, por que este tramo está bastante “bombardeado”, es muy fácil, pero hay que ir con  tiento. Llegaremos a un clavo y una chapa que nos indica el punto en el cual nos subiremos a la placa de la izquierda en busca de otros dos clavos para llegar a la R.

Largo 4 (6a+): A partir de aquí, comienza la fiesta. Hay que ir al diedro por la derecha. Es bastante apretón y tiene paso de regalito al final. Está limpio, pero se protege a placer.
Final del L5
Largo 5 (6b): La roca, si en el anterior ya era buena, aquí es sublime. Diedro, placa y gotas de agua para disfrutar en un largo que esta completamente protegido por chapas y clavos. Como mucho antes de la primera se puede colocar alguna cosilla.
Koke en el inicio del L5

Roca excepcional
Largo 6 (6b): Recto por el evidente diedro, bastante técnico. Algún clavo y un par de chapas nos ayudarán en las partes no protegibles, aunque alguna cosa más entra al principio. Al final encontraremos la parte clave del largo, una ancha fisura con tendencia a la izquierda que físicamente exige, ya que además está limpia y tendremos que proteger.

Espectacular L6
Largo 7 (6a+): Dos chapas a la izquierda nos marcan el camino para subirnos a un diedro bastante fino de pies. Se puede proteger en algunas rendijas y algún clavo. Alcanzaremos una placa con una chapa, donde hay un pasete para alcanzar un árbol retorcido. Tal vez se pueda salir algo más por la derecha, no lo probamos. Atención a los bloques sueltos al salir a la terraza donde está la R.

Largo 8 (V-): Este no lo hicimos, ya que estaba completamente mojado por la persistente lluvia, que sin embargo, no mojaba los largos anteriores debido a la verticalidad de la pared, y a la orientación de la misma. Es una sencilla placa, que a priori, parece muy fácil de proteger.


Descenso:

Todas las reuniones son rapelables con parabolt M10. Aunque esto ya va a gusto de cada uno p recomiendo rapelar los dos últimos largos uno por uno hasta la R6 con una sola cuerda sin nudo, para evitar enganches de cuerda en bloques y matojos. Después, ya en doble, de la R6 a la R4, de la R4 a la R2 y de la R2 al suelo.

Descenso

Conclusión:

Nos quitamos el sombrero con los aperturistas por esta excelente vía, en un entorno espectacular. Si como en nuestro caso nos acompaña la neblina, muy habitual y persistente en esta canal que precisamente se llama como la vía, tendremos el toque místico definitivo. Bajo mi humilde opinión formaría parte de una trilogía de imprescindibles del desfiladero junto a Mar de Sueños y el Pilar de la Hermida. Ya tenemos ganas de probar alguna otra joya más de estos chavales.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Lobo Solitario, Pared de cuarcita de Santa Maria de Teverga.

La pared de Santa Marina es una formación de lo más curiosa. Es muy visible cuando se baja por la carretera de Teverga en dirección Oviedo. Vertical y peculiar, luce majestuosa pero casi siempre "de pasada"... Apartada allí en su curva, guarda verdaderos regalos para quien se digne en presentarse ante ella. La vía en cuestión es la más conocida de la pared, pero según la info que por ahí circula son una treintena de regalos los que alberga.

Fisuras perfectas
Pues bien, esta vez ya no iba a quedar en el tintero. Tras varias veces anulada la intentona por el mal tiempo, finalmente conseguí liar al señor Villegas para escaparnos un sábado. Esto si que es fanatismo, Dos horas de coche para hacer 4 largos es pasión pura.


La escalada allí viene muy marcada por el tipo de roca. No es una escalada muy mantenida, si no más bien sucesiones de uno o dos pasos sobre presa pequeña o planos, seguida de descansos normalmente buenos. Es una roca muy dura y fisurada que deja proteger a placer. Algunas de las fisuras son perfectas, de esas que todo escalador clásico sueña. Si bien no es una roca muy adherente y que hace falta pillarle un poco el rollo, si que es una escalada agradecida, vertical y aérea, y por tanto espectacular. Todos los largos están cortados por techos que se superan facilmente. Es una roca muy caprichosa en formas y colores.

Formas curiosas
La vía Lobo solitario, es una vía semi-equipada cuenta con numerosos seguros fijos en forma de chapas y cordinos (y un clavo). Los seguros me parecen importantes para poder guiar el itinerario en ese mar de fisuras. No resultaría difícil salirse del itinerario sin ellos. Los cordinos convendría renovarlos pues están TODOS muy viejos. No es una vía expuesta en absoluto como he leído. Si que es cierto que el primer bolt esta bastante alto y que la sección no es super facil, pero por el camino metí dos buenos seguros (totem amarillo y alien verde). El resto se protege muy bien y en la placa del ultimo largo tenemos seguros fijos, que más se puede pedir?


La vía se localiza bien, se encuentra al lado de un arbolito muy pegado a la pared que tiene un cordino amarillo colgado. A su derecha hay tres bolts seguidos con un maillon en el tercero (6c)

Croquis Lobo Solitario
Aproximación: No creo haber escalado nunca una vía de largos con menos aproximación que esta. Es casi posible asegurar al compañero sentado en el coche.     

Vista bajando de Teverga
Para llegar desde Oviedo o desde Cantabria nos dirigimos hacia el valle de Teverga por la carretera AS-228 en dirección a San Martín de Teverga. Antes de llegar al Entrago a mano izquierda está el desvío hacia el pueblo de Santa María, aquí la pared es bien visible y la aproximación evidente.
         
Tiempo: alrededor de 3 horas.

Material:- Cuerda simple de 70m será más que suficiente. Doble opcional.
               -Juego de Totem/Camalot hasta el #2 (#3 opcional)
               - Juego de aliens (repetir números puede sería interesante)
               - 2 o 3 aros de cinta largos si se va en simple.
               - 10 cintas exprés
             


Descenso: Andando y en poco tiempo, apenas 10 min. Salir hacia la derecha y seguir el sendero (más que evidente)

Desglose por largos:

Largo 1 (6b): La vía comienza junto a un árbol con un cordino amarillo. Es el largo más duro, Arranca con unos pasos sobre una fisura pequeña en diagonal ascendente a izquierdas en los que se puede colocar algún seguro hasta llegar a la primera chapa que está bastante alta. La escalada es fina, pero no es muy "killer". Hay un par de pasos más o menos apretones, uno al comienzo y otro a mitad de largo. Una vez chapado un cordino la vía se desvía a la derecha. Pies malos y manos sobre planos para estirarse a coger la presa buena, es la tónica general. Paso-reposo, paso-reposo, paso-reposo...  Ya al final del largo la vía vuelve a la izquierda a buscar una zona más anaranjada donde está la reunión. Un buen largo

Primer largo
Largo 2 (6a): Mismas características pero menos apretón, arranca bajo un pequeño techo y progresa hacia la derecha para después ir tendiendo a izquierdas hasta el la R3 bajo otro techito. el primer bolt esta muy próximo a la R1 y a lo largo del recorrido encontramos dos puentes de roca. Disfrutón.


Ville al comienzo del segundo largo,
Largo 3 (6a): Muy vertical, aéreo y quizás un pelín más duro que el anterior aunque como en el resto de la vía muy disfrutona. Fisuras por doquier, si llevas dos juegos de friends y quieres lo colocas todos. Hay un bloque feo a la derecha ojo. Invita a pisarlo al comenzar el largo. Al final también hay un tramo donde la roca parece de un poco peor calidad pero nada de lo que asustarse. De nuevo reunión bajo un techo, el más grande de todos.

Pario desde la R3
Largo 4 (6a):  El largo comienza ascendiendo hacia la derecha evitando el techazo que tenemos encima. En su lugar ascendemos por la chimenea pasándonos hacia la izquierda tras haber chapado el primer bolt, después nos quedan 10m de escalada en placa fina protegida por varios bolts. Este largo es ligeramente diferente a lo otros. Una vez alcanzamos la terraza superior encontramos una chapa en el suelo que creemos que sirve para el guiado de cuerda, pues nosotros montamos reunión en un árbol bueno caminando hacia la derecha.

Ville en la placa del cuarto largo.
Conclusión: Buena vía, en una roca muy curiosa. Mil posibilidades de protección natural además de algunos seguros fijos. Nos deja con ganas de explorar el resto de la pared.




miércoles, 4 de enero de 2017

Apertura de "Panborona" a la Peña Cuantojera (Puentenansa)

Después de mucho tiempo dejándola aparcada por diversas razones, finalmente el pasado octubre nos decidimos a darle el ultimo arreón al largo proyecto de apertura de "Panborona". Largo no en metros pero si en tiempo de espera. Al fin y al cabo son tres largos, solo tres largos, pero la apertura desde abajo resulto bastante laboriosa.

Vista de Puentenansa desde la pared
La Peña Cuantojera es una modesta elevación en las inmediaciones del pueblo de Puentenansa. Es bien visible desde la plaza del pueblo su gran pared central. En ella fijamos nuestros ojos, (Koke y un servidor) hace ya unos tres años con la intención de abrir un trazado de corte tradicional, si fuera posible, cosa que más tarde no se cumpliría. La ausencia de fisuras donde proteger y la predominancia de la escalada en placa en prácticamente todo su recorrido hicieron replantearnos la idea inicial. Decidimos chaparla entera, añadiendo seguros con posterioridad a su apertura. Así quitamos algunos alejes, y evitaríamos cargar con los Friends toda la ruta, ya que solo se colocan en contados lugares.

Vista de la pared desde el pueblo

Peña Cuantojera
Tras un par de visitas a la pared, para comprobar las posibilidades que ofrecía, y elegir cual pudiera ser la mejor aproximación, nos pusimos manos a la obra. La línea no hubo que pensarla mucho. Esta resulta híper lógica. Discurre en todo momento por donde el ojo te lleva. Sigue una serie de diedros de inicio a fin, interrumpidos por una par de panzas.

Apertura del primer largo
Por aquella época (abril 2014) yo estaba de baja total, pero ultimando ya mi vuelta a las andadas. La sangre ya estaba que hervía, tras meses de parón obligado. Debido a una grave lesión de muñeca tuve que pasar por quirófano y la espera se hacía ya eterna... Al menos pude poner mi granito de arena asegurando a Koke, mientras progresaba lentamente en artifo, por aquel muro. Pasito a pasito fue abriendo trazado, a veces con grandes dosis de testiculina, sobre todo en esos momentos cuando decides salir en libre y tras unos metros toca ir pensando que hay que colgarse y taladrar. Hubo algún susto menor pero demostró un gran manejo de la uña y el estribo. 

Apertura del segundo largo
Pasaron los meses, que se convirtieron en años hasta que el pasado octubre decidimos que había que terminar lo comenzado, y en un último ataque terminamos la vía. Probamos un poco todo lo que habíamos dejado abierto en las visitas anteriores, para ir haciéndonos una idea de cómo quedaba de cara a escalar en libre. Y es que no siempre es evidente donde y como colocar seguros cuando se escala en artificial, pensando la vía para el libre. En una toma de contacto anterior a la apertura del último largo, la pared estaba muy mojada y no pudimos hacernos una idea fidedigna sobre el grado. 

Clavo antes de la R2
En este último ataque se abrió el tercer largo y se encadenó la vía completa en una jornada larga y agotadora. El último artifo fue extenuante tras horas colgado de un arnés en un día caluroso de otoño. Sin embargo estamos muy satisfechos con el resultado y solo deseamos que la probéis y que os guste, (esto último ya será otro cantar). Casi con toda seguridad se podría abrir algún largo más hasta la cumbre, sin embargo creemos que el terreno se enmaraña demasiado por la vegetación y la calidad de la roca... dejémoslo así...

Diedro final
Koke en el paso clave de la vía
En general es una vía segura con equipamiento deportivo, reuniones sólidas y con posibilidades sencillas de abandono. El ambiente es muy aéreo en todo momento y por momentos picante en algunos pasajes. A pesar de no ser una vía de grado excesivamente alto, en mi opinión puede resultar no muy fácil a vista. Muchos de sus secuencias clave son muy elegantes pero poco evidentes.


Aproximación: Unos 35 minutos de camino bastante empinado pero muy bonito. Se pasa por el corazón de un frondoso bosque y a lo largo de su recorrido se ven una serie de cuevas muy curiosas. 

Parking y aproximación
Desde mitad del recorrido se comienza a ver la pared. El camino esta marcado con jitos. Lo más confuso es el comienzo. Hay que desviarse bien pronto, saliendo de la pista, por un pequeño terraplén a mano izquierda, a lo 50 metros del comienzo de la pista. Otro detalle es que casi ya al final el sendero baja ligeramente, si no se esta atento a los jitos se puede uno pasar de largo.            
        
                                           


Tiempo: entre 2 y 3 horas.

Material:- Cuerda simple de 70m será más que suficiente.
               - 2 o 3 aros de cinta largos si se va en simple.
               - 10 cintas exprés
             

Descenso: A pesar del que el trazado es sinuoso las reuniones se encuentran más o menos alineadas siendo la forma más lógica de bajarse la siguiente: Desde la última reunión un rapel 30m a la primera reunión y de ahí al suelo. R3 -> R1 -> Suelo
             
Croquis Panborona
Desglose por largos:

Largo 1 (6c+):  La vía comienza junto al único árbol solitario que hay en la pared. Hemos dejado una cuerda fija para subirse a la terraza que se forma junto a él y un lazo para atarse el asegurador. Los primeros metros son físicamente atléticos con pasos desplomados sobre chorreras. A partir de la tercera chapa la tendencia cambia. Esta torna a técnica. Pasos en placa sobre presa pequeña teniendo la sección clave entre la cuarta y la quinta chapa. Hay que superar una panza con presa bastante escasa y que a vista puede ser dificil. De aquí en adelante se escala despacio y navegando tratando de descifrar el itinerario hasta la reunión. Para mi el mejor largo de toda la via.
Koke llegando al paso clave.
Largo 2 (V): El largo merece muy mucho la pena a pesar de ser el mas sencillo, resulta de lo más original. Consiste en una pequeña y sencilla bavaresa seguida por una diagonal ascendente de unos 15m, compuesta por un plano inclinado con muy pocas presas. Tienes todo el rato la sensación de que te va a escupir. Aunque solo sea un V te pide pensar como lo vas a hacer.


Segundo largo
Largo 3 (7a+):  Es sin duda el mas duro. Comienza recto con pasos no excesivamente duros en placa para después continuar con una travesía que puede complicarse si se entra por el sitio erroneo. Rondará 6a/+ o así, pero si se va por el sitio. Una vez finalizada la travesía nos colocamos bajo el diedro, con un buen reposo antes de llegar a la sección clave. Esta consiste en un diedro bastante técnico. Los pies brillan por su ausencia y las presas de manos llevan un orden definido. Sin embargo si se está bien posicionado permite escalar más o menos relajado. El paso, sin duda alguna es superar el pequeño techo que se forma a la salida del diedro. Es un paso físico al que conviene haber llegado sin haber gastado en exceso en la parte anterior. En cuanto al grado yo me inclino más por 7a, pero para eso estais vosotros. Id a probarla y no los contais.


Conclusión: Vía segura, divertida y elegante. No se que haceis que no vais a probarla...

video








jueves, 15 de septiembre de 2016

Maratón de escalada de Silió aplazada

ATENCION!!!!! ATENCION!!!!!   La maraton de Silio se aplaza al  1 de octubre debido al mal tiempo. Las cordadas que teníamos inscritas siguen inscritas para este dia salvo que nos confirmen que no puedan asistir.







martes, 31 de mayo de 2016

Vía Durduz, Ranero

Esta vía que a continuación se reseñará es de esas que ejercen en ti una extraña atracción a la par que te infunden cierto respeto. Es sin lugar a dudas una vía muy especial, en una pared muy especial. Pertenece a esa clase de vías con carácter, ese tipo de vías no aptas para todos lo públicos, y de ese tipo de vías en las que si atiendes solamente al grado sobre el papel, puedes llamarte a engaño.

La información sobre ella no es precisamente abundante, más allá de la aparecida en la revista Pyrenaica, y un croquis que por ahí pulula. Es por eso que un servidor no se ha decidido antes a probarla... todo ello unido a esa incógnita llamada "artificial", que representa ese tipo de escalada, para los que provenimos de la deportiva.

Sin embargo nuestros dos compañeros Jokin, y "Chema" no lo dudaron ni un segundo. Era la primera vez que escalaban en Ranero, y no puedo nada más que afirmar que se han estrenado por todo lo alto. Así que no les robaré ni un minuto más de protagonismo. Suya es la repetición de esta joya y suyo es el repor, aquí os lo dejo.

La via en sí:

Croquis de la via
Aproximación: Igual que el resto de vías de este parte de la pared 30' aprox (Aqui)

Tiempo: de 4 a 6 horas

Material: - Aros de cinta largas.
               - Un juego de friends hasta el #4
               - Un juego de aliens.
               - Fisureros.
               - Ganchos y estribos.


Descenso: Tras terminar la vía hay que ir a buscar los rapeles del descargadero al igual que cualquiera de las vías de esta parte de la pared. En dos rapeles de 50 + 30m por dicho descargadero volveremos al suelo.


Desglose por largos:

Largo 1 (6a) 50m: En la base del primer largo levantas la cabeza y ves la oscuridad de la fisura por donde te tienes que meter. Ésta separa la pared principal de un saliente con un gran techo.  Una escalada de V,  de unos 15-20 m, por una zona bien protegida con un par de clavos y un parabolt te deja justo por debajo de la fisura de poco más de medio metro de ancho por la que hay que colarse.

Impresionante formación.

Hay que meterse en la oscuridad de la fisura buscando escalar en oposición entre las dos paredes. En primer lugar hay que escalar en vertical unos dos o tres metros para poder proteger lo más alto posible con uno o dos Friends medianos (al gusto).  Seguidamente hay que hacer una travesía, también en oposición, de 5-6 m donde es imposible proteger. Hay que salirse hasta el borde y auparse metro y medio para poder alcanzar un parabolt que a priori se ve muy muy lejos pero que tras hacer un par de pasos (creo que de 6a) se llega, no sin pensar en el leñazo que tienes J (Ojo con esta travesía, es expuesta y una caída aquí es poco conveniente).

Hágase la luz.

Seguidamente se escala por dentro de la fisura, ya de forma mucho más relajada, hasta alcanzar un parabolt un 2-3m por encima del anterior, para continuar hasta la primera reunión, con dos parabolt, por una zona de V de unos 15m, que se protege bien con fisureros o friends medianos. Ojo que puede haber algún bloque suelto en la parte más alta. (A nosotros un bloque del tamaño de un melón nos cortó la cuerda, por suerte, por el principio y sólo unos 2m. Tras un buen grito de “¡PIEDRAAAAA¡” impresionaba verlo caer directo a la cabeza desde 40m, y haciéndose más grande a medida que se acercaba).

El primer largo

Largo 2 (V) 15m: Un largo corto de unos 15m de V grado, con un par de clavos en la salida y fácilmente protegible con friends en las fisuras que hay dentro del diedro.

El que pueda ser el largo más asequible.
Largo 3 (6ª,A1/A2) 40m: Aunque posiblemente la caída más peligrosa está en la travesía del primer largo, este es un largo delicado de escalar sobre todo en el primer tramo de artificial. Desde una cómoda repisa donde se encuentra la reunión con dos parabolts salimos hacia la derecha haciendo un poco de equilibrio para asegurarnos mediante una cinta en un arbusto que servirá para auparse en la pared.  Primero en busca de un clavo con la anilla un poco precaria, para hacer dos tres pasos en bavaresa  (6a) por una fisura que te lleva a “terraza inclinada” desde donde se alcanza un clavo y un parabolt muy juntitos y desde donde empieza el artificial. Los siguientes 5-6 m discurren por una fisura horizontal con tendencia ascendente de poco más o menos un centímetro de anchura, al principio de esta fisura hay una oquedad donde entra perfecto el Camalot rojo y donde se cuelga el primer estribo (anteriormente había un clavo que salió volando junto conmigo cuando saltaron un fisurero y un gancho al cargar el peso en el estribo). Haciendo uso de los estribos, y mediante dos fisureros de los pequeños colocados precariamente en esta fisura,  y con otro paso más con un gancho en un pequeño agujero de una gota de agua, te aúpas a un parabolt que te deja respirar con tranquilidad (Para nosotros, este tramo es un A2 o un A2+, otros dirán). Después de esto, hay una trepada con tendencia a la derecha de V que te lleva a otro tramo de A1 sobre un buen clavo, un clavo con una anilla precaria y un spit, en todos ellos hay que auparse en lo más alto de los peldaños del estribo para alcanzar el siguiente seguro. En el último, para alcanzar la comodidad de la repisa de la reunión en la que se ven dos parabolt y dos spit (para no tocar), va bien un gancheo en una posición muy alta (llegar se llega pero muy justo J).

Ranero en estado puro.


Artificial

Detalle del clavo.

Chema, "el polaco"
Largo 4 (6a+/6b A1) 40m: Desde el inicio con tendencia a la derecha, para después volver a la vertical de la reunión. Se sale ya en A1 sobre una secuencia de 4-5 parabolt haciendo uso de los estribos. Cuando la vía gira hacia a la izquierda los seguros, buenos clavos o parabolt, alejan mucho de forma que hay que escalar dos o tres pasos en libre, 6a+/b alguno de ellos, y/o emplear los ganchos en los pequeños agujeros de gotas de agua. Los últimos 10-15m discurren por un diedro de V con algún clavo que lleva hasta la cuarta reunión de dos parabolt.

Chema en acción
Largo 5 (6a) 25m:  Hacia la izquierda a buscar un clavo, con buenos agarres, para después buscar un parabolt un par de metros más alto y otro después 6-7m por encima de éste, al que se llega después de subirse a una repisa haciendo un paso “finuco” de 6a.  Después, con buenos agarres tras asegurare en un clavo hay que dirigirse aun árbol donde se monta la quinta y última reunión. (Nosotros, que empezamos cerca de las seis de la tarde, este largo lo hicimos de noche, lo que le dio un extra de entretenimiento).

A la luz del frontal.

Salida nocturna.